El modelo de salud de la Ley 100 de 1993 orientó el manejo de la salud como un negocio cuyo fin es la rentabilidad económica. Para esto estableció la tan denunciada intermediación financiera que trajo como consecuencia la apropiación de recursos del sistema de salud, los cuales deberían ser destinados para la atención de los pacientes, negando los servicios que requiere la población y permitiendo altos grados de corrupción.

La Superintendencia Nacional de Salud mediante la Circular Externa No. 7 de 2017, publicó varias instrucciones encaminadas a la implementación de códigos de conducta y buen gobierno a cargo de las entidades aseguradoras del sistema de salud colombiano.

En atención a la situación que se está presentando con la IPS ESIMED, la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (S.C.A.R.E.) en apoyo a sus afiliados pone a su disposición un proyecto de derecho de petición para ser presentado a la entidad, con la finalidad de lograr los pagos adeudados y suspender el descuento por glosas o solicitar su reintegro. Si bien la entidad ha manifestado la realización de los pagos, es importante presentar los documentos pertinentes si estos no le han sido realizados o si no está de acuerdo con el descuento de glosas.

La Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación y la Sociedad Boyacense unen sus voces en un comunicado oficial para solidarizarse con los 11 anestesiólogos a quienes la clínica ESIMED de Tunja les adeuda los pagos de mayo y junio pasados. Ambas sociedades señalan, además, la preocupación sobre cómo se garantizarán las obligaciones contraídas teniendo en cuenta la venta de Cafesalud, EPS cuya red de clínicas y hospitales se agrupa –precisamente- en ESIMED.

Los miembros de la S.C.A.R.E. pueden beneficiarse de las afiliaciones de la Sociedad Colombiana con asociaciones gremiales como la World Federation of Societies of Anesthesiologists (WFSA) y la Confederación Latinoamericana de Sociedades de Anestesiología (CLASA).

El objetivo es que el grupo “Calidad, seguridad y educación en salud”, clasificado actualmente en categoría C, ascienda a la B, con base en fortalezas como la publicación de artículos científicos y participación en eventos académicos. También se busca que otro grupo de investigación, enfocado en anestesia, sea clasificado entre las categorías.

A partir de septiembre de 2016, como respuesta a sus necesidades organizacionales, sus objetivos y el enfoque por procesos, la S.C.A.R.E. comenzó la transición a la versión de la norma NTC ISO 9001 de 2015.

La Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, el Colegio Médico Colombiano, Assosalud, la Coalición Nacional de Sindicatos Médicos y el sindicato Médicos Generales y Especialistas del Casanare se han manifestado a través de comunicados y cartas al Gobierno Nacional. Cerca de 40 médicos generales no pudieron seguir prestando sus servicios y la atención en la IPS está restringida.