Menu

Es poca la regulación que existe en Colombia a la hora de sedar pacientes para exámenes médicos, procedimientos quirúrgicos, odontológicos o estéticos, entre otros. Esto ha llevado a que personas, sin las competencias suficientes, procedan a sedar pacientes,  poniendo en riesgo su salud, e incluso su vida.

 La Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (S.C.A.R.E), ve con preocupación las secuelas que estn de sedantes en niños o en pacientes uso personas sin el entrenamiento indicado para sedar a un paciente.dar a las pe bajo costán quedando en algunos pacientes alrededor del mundo ante el creciente uso de medicamentos de sedación por parte de auxiliares de enfermería, enfermeros, esteticistas e incluso médicos sin el entrenamiento adecuado.

De acuerdo con la doctora Liliana Suárez, Coordinadora del Comité Nacional de Sedación de la S.C.A.R.E, en el momento de la administración de medicamentos utilizados para sedar; independiente del grado de sedación, se debe tener unos cuidados específicos que dependen de la edad del paciente, genero, grado de ansiedad del paciente, historia clínica, antecedentes médicos  y tipo de procedimiento que van a realizar, entre otros factores. “La sedación es un continuum y la división por grados es invisible en el momento de la aplicación de los medicamentos,  no es igual tener un paciente pediátrico a un adulto mayor así sea el mismo procedimiento puesto que la dosis no será la misma, incluso en casos que se use un mismo medicamento. El hilo es muy delgado y una complicación inadecuadamente manejada puede causar daños irreversibles e irreparables a las personas”, asegura la Dra. Suárez anestesióloga perteneciente a la S.C.A.R.E.

Las mayores complicaciones para el paciente son entre otras: depresión respiratoria, dificultad del manejo de la vía aérea, secuelas neurológicas y la muerte. No hay cifras en Colombia que indiquen el número de pacientes fallecidos o con invalidez por malas prácticas de sedación. Sin embargo, en el mundo se viene haciendo seguimiento a casos de conocimiento público donde la sedación previa pudo haber sido una de las causas de lo que sucedió.

Uno de los más conocidos es el caso de Michael Jackson, que tras recibir una dosis de Propofol, uno de los medicamentos utilizados en sedación, tuvo una serie de complicaciones inadecuadamente manejadas que desencadenaron su muerte.

Está también el de Joan Rivers, la presentadora de televisión y comediante norteamericana que murió en septiembre de 2014 luego de haber sido sedada con Propofol por personal no anestesiólogo para practicarse inicialmente una endoscopia, y luego revisar sus cuerdas vocales. Según el reporte médico, durante el exámen le faltó oxigeno por un periodo prolongado de tiempo y posteriormente tuvo un paro cardiaco que le produjo la muerte.

Y en Hawai, la niña Finley Boyle, de tres años de edad, sufrió daño cerebral después de someterse a un procedimiento dental para el cual recibió Óxido Nitroso asociado a una combinación de medicamentos intravenosos, que le ocasionó complicaciones graves y luego de ser llevada a un centro hospitalario falleció.

Estos tres casos son apenas la punta del iceberg de lo que sucede por el suministro de medicamentos de sedación sin la adecuada formación, los debidos cuidados y seguimiento a los pacientes, lo que genera también batallas legales donde los profesionales de la salud tienen que salir a defenderse y pueden salir altamente lesionados con la pérdida incluso de la probabilidad de continuar su ejercicio profesional

En Colombia, ¿cuántos casos no habrán sucedido y no se han reportado? Es por esto que el gremio de los anestesiólogos, a través de la sociedad de anestesiología, pensando en la seguridad de los pacientes, ha decidido alertar sobre el tema.

 En Colombia urge una mayor regulación

Hace 30 años en el mundo, menos del 1 % de los anestesiólogos atendían este tipo de procedimientos cuando “EL DEBE SER”, como dice la doctora Liliana Suárez “es que sean estos médicos especialistas quienes practiquen este procedimiento, por  tener los conocimientos, habilidades y experiencia para hacerlo”.

En Colombia, se han hecho acercamientos con el Ministerio de Salud y la Secretarías de Salud de Bogotá para que se le dé relevancia al tema y se empiece a pensar en una reglamentación que proteja a los pacientes.

Es por ello que en el año 2012, surge el primer documento en relación al tema en la Revista Colombiana de Anestesiología, la cual se convirtió en un referente para que el Ministerio de Salud expidiera un comunicado que dio origen a la Ley 1441 de 2013 y posteriormente a la resolución 2003 de 2014, que hoy está vigente.

Esta resolución permite que la sedación sea administrada por un médico o un odontólogo  con certificado de formación en soporte vital básico y certificado de formación para sedación, se prohíbe que la persona que seda al paciente sea la misma que haga el examen médico, procedimiento odontológico o cualquier otra intervención. Se prohíbe también que las enfermeras y auxiliares de enfermería sean proveedoras de sedación, se define un monitoreo básico para realizar la sedación, y dando obligatoria presencia del anestesiólogo en casos específicos anotados en la misma como pacientes embarazadas, pacientes en edades extremas (mayores adultos o niños) o  con enfermedades severas como obesidad mórbida, entre otros.

Sin embargo, aún faltan los anexos técnicos de la resolución que deben ser generados por el Ministerio y que especifiquen la formación y competencias que debe tener el profesional que suministre medicamentos de sedación a los pacientes incluyendo la monitoria y recomendaciones pre y postsedación.

Por esto, la S.C.A.R.E de la mano con el grupo revisor de COCHRANE en Colombia y seis sociedades científicas más: Sociedad de Radiología, de Ginecología y Obstetricia, de Medicina de emergencias, de Cirugía Oral y Maxilofacial, de Gastroenterología y la Academia de Odontología Pediátrica, se unieron para desarrollar y publicar una Guía de práctica clínica para sedación fuera de quirófano en pacientes mayores de 12 años, siendo este, por el momento, el aval académico más fuerte con todos los aspectos a tener en cuenta para la sedación de los pacientes.

Puede consultar la guía aquí.

¿Usted qué opina?

Filiacion WFSA

Filiacion CLASA

Filiacion CMC

Filiacion ACSC

Filiacion FASA