El proyecto de ley que busca que los residentes de todo el país cuenten con un contrato especial para la práctica formativa de su especialidad, plantea que los profesionales gocen de los beneficios prestacionales y que además se les remunere el equivalente a tres salarios mínimos.

 

El pasado 03 de abril la Comisión Séptima del Senado le dio vía libre al proyecto que ahora se prepara para debatirse en la plenaria del Senado. La iniciativa liderada por la Asociación Nacional de Internos y Residentes (ANIR), la Federación Médica Colombiana y la Asociación Colombiana Médica Estudiantil, planteó que Colombia es el único país en Latinoamérica que no les paga a los médicos residentes por su trabajo en clínicas y hospitales, y que además les cobra por prestar su servicio, por lo anterior se propone generar una ley que promueva su remuneración en todo el territorio nacional.

Los fondos para cubrir estos pagos provendrían del Fondo Nacional Financiero para la formación de especialistas clínicos en salud y serían girados directamente a los profesionales residentes, con una previa verificación por parte de las Instituciones de Educación Superior y de las IPS, en el marco del convenio docente asistencial.

Por su parte, Jéssica Arias, coordinadora del Comité de Residentes de la S.C.A.R.E y médico residente de Anestesia y Medicina Perioperatoria en la Fundación Universitaria Sanitas, manifiesta que el proyecto resulta ser ambicioso y de gran ayuda e impacto para todos los estudiantes que durante su periodo de práctica no pueden laborar y por ende no reciben ingresos, exceptuando en algunos casos el auxilio Beca Crédito que ofrece el Icetex. “Esta iniciativa se había demorado mucho tiempo en presentarse, ya que Colombia es el único país que no le paga a sus residentes y que les solicita cuotas de matrículas exorbitantes por prestar el servicio en las instituciones”, asegura Arias.

Por otro lado, Luis Carlos Ortiz, director de Desarrollo Humano del Ministerio de Salud afirmó que el Gobierno aún tiene sus reparos en la manera como el proyecto plantea la financiación del fondo para pagar a los residentes,  debido a que en la iniciativa se traza que el Estado destine el 0.5 por ciento del régimen contributivo para ayudar a financiar estos pagos, lo que implicaría quitar recursos de atención para pacientes, por lo cual el Ministerio recomienda estudiar otras posibilidades de fuentes de recurso que no generen una afectación en el modelo actual. Además, Ortiz plantea que se tendrá que revisar el esquema de contratación que la regulación propone, ya que existen instituciones prestadoras tanto públicas como privadas y para el Ministerio sería complicado trasladar recursos públicos a hospitales privados.

Con la aprobación del proyecto de ley por parte de la Comisión Séptima de la Cámara también se facultó la oportunidad de presentar propuestas de modificación al articulado, sugerencias que serán revisadas en los próximos días para presentarse a la plenaria del Senado.

¿Usted qué opina?