Con el objetivo de reflexionar y crear estrategias que faciliten en el sistema de salud colombiano la implementación de la atención centrada en el paciente, se llevó a cabo el pasado 6 de junio, en las instalaciones de la S.C.A.R.E. en Bogotá, el conversatorio  Cuidado Centrado en el Paciente.

 

El encuentro contó con la participación, entre otros, del ministro de salud Alejandro Gaviria, varias organizaciones, movimientos sociales y representantes de los pacientes, dentro de los que se encontraron, la Asociación Colombiana de Enfermos Hepáticos y Renales, la Asociación Colombia Saludable, el Movimiento Pacientes Colombia, la Fundación Colombiana de Leucemia y Linfoma.

Al iniciar el conversatorio, el señor ministro de salud y protección social,  Alejandro Gaviria,  compartió con el auditorio muchas de sus reflexiones en torno a la vida y la muerte, y presentó su libro Hoy es siempre todavía. Un texto que relata la historia de cómo descubrió que ´el cáncer es como la vida´ y  donde expuso su experiencia como paciente, al ser diagnosticado con linfoma no Hodgkin difuso de células grandes, “los pacientes deben morir dignamente, nuestros últimos días se están perdiendo, porque morimos sedados, es decir, despojados de nuestra conciencia, yo creo que estamos persiguiendo de manera obsesiva la inmortalidad de la vida y tenemos que reflexionar hasta cuándo seguiremos así, porque la medicina tiene límites, el sistema de salud tiene límites, los laboratorios farmacéuticos tienen límites y tenemos que irnos de este mundo con la dignidad intacta y —cada vez somos menos capaces de esto— porque  la muerte es el menos favorito de nuestros temas” comentó Gaviria.

Al finalizar su discurso, el Ministro mencionó que para tener una muerte digna es importante que los pacientes tengan un buen acceso a los cuidados paleativos “en el sistema de salud necesitamos tener buenas rutas de atención, acceso a los medicamentos opiáceos. Debemos entender nuestra responsabilidad como pacientes, familiares y médicos y tener una conversación para respetar la dignidad humana y poder decir ´hasta aquí es suficiente´; no debemos caer en la obstinación terapéutica, que lleva al ser humano a tener una muerte indigna e inconsciente, porque muchas veces el problema está en la empatía y la deshumanización de los seres humanos al hablar con el paciente sobre su enfermedad” comentó Gaviria.

En el mismo sentido, una representante de los pacientes, mencionó que los médicos no respetan las opiniones de los enfermos “conocí un médico, quien me dijo que cuando venía a un enfermo grave en servicio de urgencias, y que tenía probabilidad de tener pérdida de movilidad u otra limitación, prefería dejarlo morir, porque le ahorraba el sufrimiento a él y a su familia. Pienso que el profesional en salud no es nadie para tomar esta clase de decisiones, creo que se está violando el límite del respeto por la vida” comentó la paciente, quien propuso que la opinión del enfermo es valiosa y es el quien finalmente decide sobre su vida.

Por otro lado, la doctora Sofía Rincón, representante de la Organización para la Excelencia en Salud OES, mencionó que el talento humano en salud necesita ponerse en los zapatos del otro y manejar la empatía “la atención centrada en el paciente es entender que cada uno de ellos es diferente y por ende, requiere un tratamiento particular, el paciente debe entender por qué se genera cierto tratamiento, debe sentirse confiado para tomar las decisiones sobre su enfermedad”. 

A su vez, el ingeniero Denis Silva, vocero de Movimiento Pacientes por Colombia, comentó que los usuarios tienen muchas barreras en el sistema de salud “si no tenemos médicos y pacientes humanizados, la atención será muy difícil porque hay médicos indiferentes y pacientes que creen que son los únicos que deben ser atendidos y esto debe cambiar”.

De igual manera se manifestó la inconformidad  con la atención centrada en el paciente por parte del talento humano en salud y se mencionó  que la humanidad y la vocación de servicio no se deben perder “es importante que el talento humano en salud recuerde que los pacientes somos seres humanos con sentimientos, que requerimos ser comprendidos en nuestras emociones y opiniones y por ende, no somos un número más en la atención en una planilla médica” comentó una de las voceras de los pacientes.

Finalmente, intervinieron integrantes del Movimiento Pacientes Colombia y de la Asociación Colombiana de Enfermos Hepáticos y Renales en cabeza de la religiosa María Inés Delgado,  quienes concluyeron junto con la S.C.A.R.E., que es necesario empezar a trabajar mancomunadamente en propuestas para realizar proyectos científicos que apunten a este componente cada vez más importante en el mejoramiento del sistema de salud “hay mucho por hacer en Colombia y debemos unirnos para trabajar por mejorar las condiciones de atención humanizada centrada en el paciente” comentó Delgado.

¿Usted qué opina?