A través de una declaración oficial la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiología, WFSA por sus siglas en inglés, dio a conocer su posición sobre el uso de opioides, reconociendo el dilema que existe en el mundo al proporcionar el acceso de medicamentos que han demostrado su eficiencia, pero también que generan potenciales daños para el paciente.

 Los opioides son analgésicos fuertes que pueden ser abusados fácilmente, esta declaración establece que debe haber un compromiso con pacientes y médicos que trabajan en diferentes especialidades, incluyendo anestesiología, medicina para el dolor, medicina paliativa y atención primaria.

La declaración afirma que en los países de bajos y medianos ingresos donde el acceso al tratamiento del dolor es muy limitado existe un uso de opioides extremadamente bajo debido a la falta de disponibilidad, leyes estrictas y falta de información sobre cómo usar usarlos. Lo contrario pasa en los países de altos ingresos, especialmente en Norteamérica, donde hay un uso excesivo de estos medicamentos; ambos extremos preocupan a la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiología.

Finalmente, la WFSA afirma que aunque algunos pacientes cuidadosamente seleccionados pueden beneficiarse con este tipo de tratamientos, los estudios basados ​​en la población proporcionan evidencia limitada para respaldar el uso de opioides en el dolor crónico y demuestran claramente el daño que pueden causar.

Para conocer la declaración  oficial haga clic aquí

¿Usted qué opina?