Fecha: abril 28, 2020
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Cómo descontaminar y reusar las mascarillas N95 en caso de ser necesario?

Elementos como el tapabocas N95 han tomado protagonismo en  la prevención de contagio del coronavirus, estos elementos  filtran el 95% de las partículas potencialmente infecciosas, y aunque fueron diseñados para ser usados una sola vez, en medio de las dificiles condiciones de bioseguridad actuales, se ha buscado prolongar la vida útil de dicho elemento para su uso clínico; ya que evita el paso de microorganismos tan pequeños como el SARS-CoV-2 gracias a sus tres capas de polipropileno y papel especial para mascarillas.

Es importante resaltar que el respirador por sí solo no evita el contagio y  para su efectivo funcionamiento se recomienda un uso continuo no mayor a 8 horas o el uso intermitente hasta por 5 veces, adicional, se sugiere no exponer la mascarilla a contacto con la luz solar y mantenerlo alejado de fuentes de humedad. Recuerde que al ponerse el respirador es necesario realizar una prueba de ajuste, verificar que este no cubra los ojos y que no permita filtraciones; adicional, se recomienda que el rostro de quien lo use este debidamente rasurado (en el caso de los hombres) para evitar posibles fugas. El paso a paso de cómo usar un respirador correctamente: Aquí.

Ahora bien y reiterando la importancia de que este elemento de bioseguridad sea utilizado una única vez,   el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades CDC, hace referencia a  algunos métodos de descontaminación que se pueden emplear solo en caso de ser extrictamente necesaria la  reutilización :

Secado con aire caliente: Para ello se debe colgar la mascarilla en un horno a 70°C (158°f), sin que la superficie metálica toque el tapabocas al menos a 16 cm de distancia, durante 30 minutos. Este procedimiento puede realizarse en múltiples ocasiones sin que se pierdan las propiedades de filtrado.

Descontaminación con vapor de peróxido de hidrógeno: Este método es certificado por la Universidad de Duke y requiere de una solución de peróxido de hidrógeno en vapor de manera uniforme. Este proceso presenta 5 etapas: Acondicionamiento, pre gasificación, gasificación, fijación de gasificación y aireación; se puede realizar en 30 ocasiones sin que se produzca degradación alguna.

Irradiación con rayos ultravioleta: Se ha demostrado que la UVC es germicida y reduce el Covid de las máscaras, la recomendación es usar la luz durante 15 minutos a 245 nm; ahora bien, entre los 3 métodos es el que mayor incidencia negativa puede tener debido a que altera las cargas electroestáticas del polipropileno

Secado al aire ambiente durante 4 días: Se tiene evidencia científica que el Covid-19 tiene una vida en superficies inferior a 72 horas en plástico, 48 en metal y 24 en papel; por lo que el Doctor Dr. Peter P. Tsai inventor del método de la tecnología de carga electroestática, usada en la fabricación de las máscaras N95 sugiere dejarla al aire por 4 días y usarla cuando no haya riesgo de portabilidad del virus en la misma.

Las anteriores medidas, son estrategias para el reuso de mascarillas N95 en caso de ser necesario, sin embargo recuerde que no garantizan la efectividad y seguridad para uso clínico, por lo cual la mejor opicón será siempre hacer un uso único de las mismas.

 Lo invitamos para que revise aquí las recomendaciones completas documentadas por la Asociación Antioqueña de Anestesiología respecto a la descontaminación de las mascarillas.

¿Usted qué opina?

La S.C.A.R.E. cuenta con 70 años de existencia y experiencia apoyando al talento humano en salud, lo que permite posicionarnos como una organización líder que brinda respaldo integral al gremio, para lo cual cuenta con gran solidez científica y económica.

Noticias Recientes

Conéctese con S.C.A.R.E.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

REDES SOCIALES

Conéctese a nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Twitter