Fecha: mayo 21, 2019
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Distractores en salas de cirugía y su impacto en la seguridad del paciente

Las distracciones en salas de cirugía alteran el trabajo en equipo, la comunicación, la cooperación y la coordinación entre el personal de cirugía, lo mismo que el liderazgo de cirujanos, anestesiólogos o enfermeros. Se ha encontrado que las distracciones son omnipresentes y que en promedio ocurre una cada 10 minutos, y se han descrito hasta en el 98 % de las cirugías.

Gustavo Adolfo Calad, Patricia Trejos

Al complejo entorno de la sala de cirugía se suma actualmente el fenómeno de las distracciones, reconocido como una causa común de errores que afecta la seguridad del paciente, pues conduce a una disminución de la vigilancia, entendida esta como el estado de disposición para detectar y responder a pequeños cambios que ocurren al azar en el ambiente que rodea la ejecución de una tarea cualquiera1. Es fundamental, entonces, tomar conciencia de la presencia de estas distracciones, de su origen y del impacto que tienen, no solo en el paciente sino también en el personal que labora en salas de cirugía, para desarrollar acciones que prevengan y disminuyan sus efectos2.

Esta actitud vigilante se enmarca en lo que se conoce, en las competencias no técnicas, como conciencia situacional. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y diferentes estudios identifican la falta de esta competencia o su ausencia temporal, principalmente por distractores, como un factor crítico para la comisión de errores y subsecuentes eventos adversos3.

El ambiente en las salas de cirugía se ha comparado comúnmente con el ambiente dentro la cabina de mando de un avión. Las distracciones como causa reconocida de errores en pilotos han llevado a proponer el concepto de “cabina estéril”, que se refiere a evitar que la tripulación ejecute tareas y tenga conversaciones no relacionadas durante las fases críticas del vuelo, como lo son el carreteo, el despegue y la aproximación al aterrizaje. Este concepto se ha introducido para asegurar una atención enfocada en el vuelo y evitar accidentes, y es una de las propuestas sugeridas en la literatura para el manejo de las posibles distracciones en los quirófanos1,2.

Las distracciones en salas de cirugía alteran el trabajo en equipo, la comunicación, la cooperación y la coordinación entre el personal de cirugía, lo mismo que el liderazgo de cirujanos, anestesiólogos o enfermeros. Se ha encontrado que las distracciones son omnipresentes, que en promedio ocurre una cada 10 minutos, y se han descrito hasta en el 98 % de las cirugías2.

En general se reporta mayor vulnerabilidad a distracción en equipos quirúrgicos cuando el estrés y la carga de trabajo son bajos2, pero también se han relacionado mayores grados de distracción autorreportada, con niveles altos de ruido en fases de alta exigencia mental, como la fase principal de la cirugía por parte de ayudantes de cirugía, y la fase del despertar de la anestesia por parte de anestesiólogos. Sin embrago, los niveles altos de ruido no aumentaron la distracción de cirujanos ni profesionales en enfermería en el quirófano4. Se destaca, entonces, la necesidad de permanecer vigilantes durante todas las fases del procedimiento quirúrgico.

En cirugía se pueden describir distracciones de diversas fuentes, como:

  • Entrada y salida de personal externo con inicio de conversaciones irrelevantes.
  • Distracciones acústicas, como timbres de teléfonos fijos o celulares, radio, ruidos externos o derivados del medio ambiente del quirófano, como el ruido de los monitores y sus alarmas o del electrobisturí.
  • Distracciones derivadas del mal funcionamiento o ausencia de equipos necesarios para la cirugía.
  • Distracciones derivadas del procedimiento, como la lentitud debida a actividades docentes dentro de una cirugía.
  • Distracciones de gran relevancia actual, como las relacionadas con aparatos electrónicos de uso personal (teléfonos inteligentes y tabletas) para propósitos no relacionados con el cuidado del paciente1,2.

La tecnología actual permite la disponibilidad inmediata de historias clínicas de pacientes, conectividad más eficiente, mejor legibilidad de las historias y apoyo en las decisiones clínicas, pero también ha dado origen a nuevos asuntos médico-legales y de seguridad del paciente, debido a que puede disminuir el desempeño cognitivo del equipo quirúrgico y favorecer la ejecución de errores.

Es innegable la proliferación y el uso de estas tecnologías en el quirófano, y su uso tan ubicuo se ha convertido en un reto para la atención segura del paciente en estas salas y en otras áreas de atención1,5,6. Cualquier distracción en el quirófano puede arriesgar la seguridad del paciente o impactar negativamente en la capacidad de un equipo jurídico de defender exitosamente a un médico ante una demanda.

También es importante la percepción negativa de otros miembros del equipo quirúrgico cuando se utilizan de forma inadecuada estas tecnologías, y en situaciones de procesos judiciales o éticos estas salen a relucir como factores que impactan negativamente en el profesional o técnico que las usa, por considerarse por fuera del estándar de cuidado cuando se usan en condiciones no relacionadas con la atención del paciente. Es más fácil obtener evidencia del uso inadecuado de aparatos electrónicos que de otras distracciones.

Otras consecuencias son: investigaciones y sanciones relacionadas con licencias médicas, cubrimiento negativo por parte de los medios de comunicación e incluso pérdida del empleo.

Se propone, entonces, establecer políticas sobre el uso de estos aparatos emanadas desde las sociedades, que van desde la cero tolerancia hasta aceptar su uso estrictamente para cuestiones relacionadas con el cuidado del paciente.

Las aseguradoras recomiendan que se establezcan guías y políticas para el uso de aparatos electrónicos en el quirófano, así como educar al equipo médico sobre los efectos devastadores que tienen las distracciones en la seguridad del paciente. Las recomendaciones son:

  • Implementar guías y políticas sobre el uso de aparatos electrónicos.
  • Implementar el concepto de “cabina estéril” o “protocolo de zona de no interrupción” durante las fases críticas de los procedimientos.
  • Eliminar todas las fuentes de ruidos durante periodos estériles.
  • Evitar música distractora y con alto volumen.
  • Limitar las llamadas personales y los mensajes de texto estrictamente a situaciones urgentes o emergentes.
  • Silenciar los timbres.
  • Mantener todas las llamadas telefónicas al mínimo y tan breves como sea posible.
  • Limitar el acceso a internet solo a sitios relacionados con el cuidado del paciente.
  • Evitar actividad y navegación personal en internet.
  • Minimizar las conversaciones no esenciales, especialmente durante fases críticas.
  • Poner como prioridad: “La vigilancia y la atención del paciente son de vital importancia”.
  • Hablar fuerte permite que otros se den cuenta de que el uso de sus aparatos electrónicos está distrayendo al equipo del quirófano5.

Referencias

  1. Attri J P, Khetarpal R, Chatrath V, Kaur J. Concerns about usage of smartphones in operating room and critical care scenario. Saudi Journal of Anaesthesia. 2016 Jan-Mar;10(1):87-94. doi:10.4103/1658-354X.169483:10.4103/1658-354X.169483.
  2. Austin Way A, Long A, Weihing J, Ritchie R, Jones R, Bush M, et al. Effect of Nose on Auditor Processing in the Operating Room. J Am Coll Surg. 2013 May; 216(5):933-8. doi:10.1016/j.jamcollsurg.2012.12049. Epub 2013 Mar 18.
  3. Schulz CM, Burden A, Posner KL, Mincer SL, Steadman R, Wagner KJ, et al. Frequency and Type of Situational Awareness Errors Contributing to Death and Brain Damage: A Closed Claims Analysis. Anesthesiology. 2017;127(2):326-37.
  4. Keller S, Tschan F, Semmer NK, Holzer E, Candinas D, Brink M, et al. Noise in the Operating Room Distracts Members of the Surgical Team. An Observational Study- World J Surg. 2018;42:3880-7. https://doi.org/10.1007/s00268-018-4730-7
  5. Thomas BJ. Distractions in the Operating Room: An Anesthesia Professional’s Liability? Apsf Newsletter. 2017 Feb;31(3):59-61.
  6. Domino KB, Sessler D. Internet Use during Anesthesia Care. Does It Matter. Anesthesiology. 2012;117:1156-8.

¿Usted qué opina?

La S.C.A.R.E. cuenta con 70 años de existencia y experiencia apoyando al talento humano en salud, lo que permite posicionarnos como una organización líder que brinda respaldo integral al gremio, para lo cual cuenta con gran solidez científica y económica.

Noticias Recientes

Conéctese con S.C.A.R.E.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

REDES SOCIALES

Conéctese a nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Twitter