Fecha: marzo 26, 2020
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recomendaciones para la atención de pacientes con COVID-19

Para la S.C.A.R.E y el Fepasde su bienestar y el de su entorno es muy importante, por ello, hemos diseñado un plan de acción para que evite contagiarse durante su honorable gestión en contacto con pacientes COVID-19 positivo. Recuerde que, cuidando de su salud se protege usted, protege a su paciente y protege a su familia.

Lo primero, realice de manera constante la higienización de manos con agua y jabón teniendo en cuanta los 3 momentos de desinfección: antes de tener contacto con el paciente o de realizar una tarea aséptica, después de exponerse a fluidos o secreciones del paciente, después de tener cualquier tipo de contacto con el paciente o su entorno.

Segundo, recuerde que, el alcohol glicerinado es su aliado, sin embargo, no suple el lavado de manos tradicional, ya que nos ayuda con la desinfección de las mismas, siempre y cuando no entremos en contacto con fluidos o secreciones de pacientes infectados; adicional, al usarse 5 veces continuas, este pierde su capacidad de esterilización. Ahora bien, úselo de manera exclusiva cuando no tenga la opción de lavarse las manos con agua y jabón, ya que esta es la forma más efectiva de eliminar bacterias.

Tercero, recuerde y tenga siempre presente:

-Utilizar ropa exclusiva para estar en su lugar de trabajo, transportándola de forma separada.

-Utilice siempre todos los elementos de bioseguridad, tapabocas, guantes, gafas, mascarillas y demás.

-Lave su ropa hospitalaria de forma separada a la del resto de su familia y de la que usted usa para transitar en la calle.    

-Protéjase durante la atención de sus pacientes, recuerde que cada paciente está potencialmente infectado. (Las normas universales deben aplicarse con todos los pacientes).

-Mantenga su cabello recogido.

-Durante su jornada laboral retire relojes, anillos, pulseras y elementos que no permitan la completa higienización de sus manos.

-Mantenga sus batas limpias y completamente cerradas.

-Evite deambular con bata o uniforme por fuera de la clínica o centro médico.

-Utilice un par de guantes desechable por paciente.

-Evite tocarse con los guantes alguna parte del cuerpo y de manipular objetos diferentes a los requeridos durante los procedimientos.

-Evite tocarse la cara sin lavarse las manos con agua y jabón.

-Mantenga el sitio de trabajo en óptimas condiciones de higiene y aseo.

-Recuerde que las canecas son de uso exclusivo para la segregación de residuos hospitalarios, sentarse en ellas lo puede estar contaminando.

-Evite el consumo de alimentos en el sitio de trabajo y aéreas asistenciales, estos se pueden contaminar.

-Los elementos de limpieza y desinfección son exclusivos para cada área.

-Dé un uso racional a los productos de aseo y desinfección siguiendo las normas en forma estricta. El uso de una cantidad excesiva no limpia o desinfecta más, solo entorpece el procedimiento.

-La limpieza y desinfección debe hacerse siempre de lo más limpio a lo más contaminado. Evite la formación de charcos y humedad excesiva.

-Todas las superficies húmedas se consideran foco para la multiplicación de gérmenes, es preciso que se dejen lo más secas posibles.

-Deje ventilar la unidad para promover el secado y recambio de aire durante 30 minutos

Cuarto, lo más importante durante la crisis es usted, no se deje alterar o desestabilizar emocionalmente, es normal sentir temor, de hecho es necesario para tener fuerzas y continuar; en caso de requerirlo, tome una pausa frente a un momento pico de estrés y siempre que lo desee, siéntese o pare por un momento y respire profundo, reteniendo (3 segundos) y soltando suave el aire (6 segundos), esto ayudara a sus músculos y cerebro a relajarse. 

Quinto, mantenga la mente en calma y siga siempre todos los protocolos de seguridad establecidos por su institución para disminuir el riesgo de contagio; no todo es trabajo, descanse mientras le sea posible, apóyese con su equipo y busquen entre todos la manera de organizar horarios para que cuenten con momentos para tomar reposo; organizando sus tiempos y equipos para relevar a otros y tener espacios para respirar, comer y estirar su cuerpo.

Por último, no olvide actualizar sus datos de contacto en el hospital, para que sepan en caso de emergencia a quien acudir; ahora bien, actualicen también los números de contacto de todo el personal del hospital y de aquellas personas o instituciones que se considere pueden ayudar en caso de contingencia.

Lo anterior, ha sido pensado en su bienestar, esperamos siga las recomendaciones y recuerde que la S.C.A.R.E. y el fepasde lo están protegiendo en todo momento.

¿Usted qué opina?

La S.C.A.R.E. cuenta con 70 años de existencia y experiencia apoyando al talento humano en salud, lo que permite posicionarnos como una organización líder que brinda respaldo integral al gremio, para lo cual cuenta con gran solidez científica y económica.

Noticias Recientes

Conéctese con S.C.A.R.E.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

REDES SOCIALES

Conéctese a nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Twitter