Fecha: febrero 7, 2020
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Lo que debe saber sobre procedimientos médicos ambulatorios en los que usted puede ser anestesiado o sedado

  • Tomas de biopsias y algunos procedimientos estéticos, oculares, odontológicas, resección de algunas lesiones superficiales de la piel, son los procedimientos ambulatorios más comunes en los que el paciente puede ser sedado o anestesiado.
  • Para cualquier caso los pacientes junto con el médico tratante elijen la mejor opción a usar, sea sedación o anestesia.

Bogotá, 3 de febrero de 2020 

Cada año en Colombia se realizan en promedio cerca de 13 millones de procedimientos e intervenciones quirúrgicas al año, según información suministrada por el Sistema Integral de Información de la Protección Social, SISPRO, y con ello, una gran cantidad de pacientes son anestesiados y sedados.

Alrededor de los procedimientos y cirugías ambulatorias existen múltiples mitos entre ellos pensar que podrían generar alergias, vómitos o pérdida de la memoria, entre otros. Si usted o alguno de sus familiares está próximo a un procedimiento ambulatorio que requiera sedación o anestesia, conozca en qué consisten estos procedimientos y lo que debe tener en cuenta.

De acuerdo con el doctor Gustavo Higuera, anestesiólogo y coordinador del comité de sedación de la Sociedad Colombiana de Anestesiología, la sedación es una técnica anestésica que persigue reducir la ansiedad, disminuir el dolor, mejorar la tolerancia a procedimientos prolongados y dar satisfacción al paciente. Es una práctica que se aplica en procedimientos tan comunes como lo son la endoscopia, colonoscopia y hasta una cirugía ambulatoria.

Al referirse a procedimientos y cirugías ambulatorias se comprenden los procedimientos que no requieren hospitalización y permiten una reintegración más rápida del paciente a sus labores cotidianas. Estos procedimientos y cirugías son realizadas a personas que cumplan con ciertas características como no requerir un estricto control postoperatorio, es decir, ser pacientes sanos o con enfermedades como la hipertensión arterial y diabetes controladas.  Por lo general los adultos mayores, los bebés menores de un año que posean algún tipo de consideración especial son hospitalizados tras la intervención o algunas mujeres embarazadas.

En este sentido, dentro las cirugías ambulatorias más comunes se encuentran tratamiento de lesiones superficiales de la piel, tomas de biopsias, cirugía ocular, cirugía de cabeza y cuello, cirugía ortopédica, cirugía prostática, procedimientos estéticos como rinoplastia, y en general la cirugía mínimamente invasiva en las cuales se usan dispositivos especiales que se introducen por la piel a través de pequeños orificios, el más conocido de éstos es la extracción de la vesícula por vía laparoscópica -aunque no siempre se puede hacer ambulatoria-, entre otros.  Por otro lado, dentro de los procedimientos no quirúrgicos ambulatorios más practicados están los radiológicos como la toma de resonancias magnéticas; exámenes diagnósticos en niños o adultos con algún tipo de discapacidad; electromiografías, electroencefalogramas, entre otros.

Para ambos casos, con el fin de evitar el dolor, y que el procedimiento y la cirugía se puedan realizar de forma adecuada, el uso de la sedación o anestesia es una alterativa. La decisión si se usa una o la otra, depende en primera instancia del tipo de procedimiento, pues no todos se pueden hacer con sedación y requieren anestesia. Por otro lado, las preferencias del paciente deben ser tenidas en cuenta -siempre y cuando el procedimiento o la cirugía lo permita- para lo cual el paciente y su familia deben ser adecuadamente informados por parte del equipo de salud.

Para el especialista en este tipo de procedimientos y cirugías requieren de una vigilancia antes, durante y después del procedimiento. En el postoperatorio el equipo de salud evalúa que el paciente no presente efectos adversos como vómito, mareo, hipotensión arterial o confusión. En dado caso de presentar alguna de los anteriores síntomas, debe permanecer en sala de recuperación mientras se trata y desaparece la sintomatología. “Afortunadamente hoy en día poseemos medicamentos que tienen una muy buena eliminación, vida media corta y pocos efectos indeseables, hacemos prevención de esos malestares post sedación y en este momento podemos decir que un paciente con sedación puede estar en un estado de confort y bienestar; sin embargo, en raras ocasiones podría presentar estados de euforia o algo de somnolencia y en algunos momentos -como efecto colateral- tener algo de amnesia, cualquier procedimiento de sedación puede tener estos efectos. Por esta razón, es indispensable que el paciente luego de este tipo de procedimientos y/o cirugías esté acompañado y no realice actividades que requieran vigilancia como conducir hasta después de unas ocho horas tras el procedimiento, ya que puede presentarse una falta de concentración. Esta es una consideración que tanto médicos como pacientes deben tener en cuenta luego de estos exámenes o procedimientos ambulatorios con sedación”, explica el especialista.

En el mismo sentido, todo paciente debe firmar el consentimiento informado antes de que se le realice este tipo de intervención; documento en el cual el médico tratante explica detalladamente a los pacientes el procedimiento a realizar, medicamentos usados y los posibles efectos de ser sedado. Tenga presente que, para los procedimientos diagnósticos como endoscopias y colonoscopias, el paciente tiene la opción de optar o no por la sedación.

Es importante recalcar que una vez llegue a casa se deben analizar los signos de alarma que podrían presentarse luego de una cirugía ambulatoria “desde el punto de vista del anestesiólogo, le pedimos al paciente que en caso que tenga náuseas, dolor  o vómito, cefalea intensa que no cede con los analgésicos comunes, consulte al médico; además, existen complicaciones inherentes del proceso quirúrgico, por ejemplo, los sangrados, dolor en el sitio de la herida, fiebre e inflamación, son las precauciones integrales que hay que tener para ese servicio en situaciones postoperatorias” explica el especialista.

¿Qué ocurre mientras usted está sedado o anestesiado?

Para los procedimientos y las cirugías ambulatorias con sedación y/o anestesia, el anestesiólogo realiza una valoración permanente del estado fisiológico del paciente  mediante el monitoreo de todos los parámetros como: conciencia, respiración, la presión arterial, oximetría, ritmo cardíaco y monitoreo del CO2 espirado, acciones que le brindan seguridad y que no presente ninguna complicación que pueda poner en peligro su integridad y/o salud, así lo afirma el doctor Higuera, “estos son los parámetros más importantes que vigilamos para toda cirugía, además de esto, la presencia del anestesiólogo en todas las etapas de la intervención evaluando al paciente asegura un desenlace exitoso y que el paciente pueda regresar a sus actividades rápidamente con normalidad”.

De esta manera, las siguientes son las indicaciones generales que debe tener en cuenta si usted va a ser sometido a un procedimiento o a una cirugía ambulatoria con sedación y/o anestesia.

  1. Contar con una cita anestésica con el anestesiólogo -en casos de urgencias esta se realiza inmediatamente antes del procedimiento-. Para Higuera es ideal que el paciente cuente con una cita antes de ser sedado y anestesiado, en la cual le expliquen en qué consiste el procedimiento, los medicamentos a usar y los posibles síntomas post anestesia.
  2. Tenga en cuenta que el médico que lo va a sedar o a anestesiar debe ser un profesional diferente al médico tratante.
  3. Firmar el consentimiento informado tanto para el procedimiento, como para la sedación o anestesia. Tenga presente que deberá firmarlo posterior a que le expliquen la intervención y los medicamentos o técnicas que usarán para la sedación y la anestesia.
  4. Tener una preparación de ayuno de 8 horas de alimentación sólida, y de 2 a 4 horas para líquidos no lácteos.
  5. Los procedimientos con sedación deben contar con todo el monitoreo necesario y la presencia de un médico anestesiólogo.
  6. Recuerde que solo hasta ocho horas después del procedimiento podrá conducir auto.
  7. Siempre que vaya a ser sedado debe ir con un acompañante.
  8. Consulte a su médico si luego del procedimiento quirúrgico presenta síntomas de alarma.
  9. Tenga presente que los procedimientos con anestesia local como los odontológicos, los dermatológicos como suturas de piel no requiere una cita pre anestésica.

Finalmente, antes de cualquier procedimiento médico ambulatorio asegúrese que el lugar a donde asista cuente con la habilitación respectiva para realizar esos procedimientos, infórmese bien con el médico tratante y con el anestesiólogo de los posibles síntomas que tendrá luego de una sedación o anestesia; no olvide esperar un tiempo prudencial para retomar sus actividades cotidianas, seguir las recomendaciones del médico tratante  y en caso de que los síntomas persistan consultar de inmediato al médico.

Para mayor información:

Nadia Karina Bolívar Vera

Profesional de comunicaciones

Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación

Teléfono: 3104776390, 3123832131- 6196077 Ext. 4112.

¿Usted qué opina?

La S.C.A.R.E. cuenta con 70 años de existencia y experiencia apoyando al talento humano en salud, lo que permite posicionarnos como una organización líder que brinda respaldo integral al gremio, para lo cual cuenta con gran solidez científica y económica.

Noticias Recientes

Conéctese con S.C.A.R.E.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

REDES SOCIALES

Conéctese a nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Twitter